Se encuentra usted aquí

La Acreditación, un logro que nos beneficia a todos y todas

Te has preguntado ¿para qué sirve la acreditación?

La obtención de la Acreditación de las carreras tiene un fin principal, el cual es certificar el cumplimiento, existencia y aplicación de mecanismos eficaces para la autorregulación y el aseguramiento de la calidad de los programas académicos, la organización y el funcionamiento.

Esto conlleva a un beneficio directo para los estudiantes, pues asegura que las carreras se comprometan con un proceso de mejora continua y la búsqueda constante de la excelencia académica, además de asumir el deber de cumplir con estándares de calidad que son internacionalmente reconocidos.

La acreditación, en Costa Rica, es un proceso voluntario, mediante el cual, las instituciones de Educación Superior se someten a la evaluación de su gestión pedagógica, investigativa, de acción social, así como otros ámbitos vinculados  a nivel administrativo e institucional. Como lo indica el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES), este trabajo  se divide en tres fases: autoevaluación, evaluación externa y mejora continua, convirtiéndolo en un proceso exhaustivo que evalúa más de 170 criterios.

Este proceso de mejora continua es verificado por el SINAES, pues  las carreras acreditadas deben presentar informes periódicos sobre los avances para consolidar las fortalezas y superar las debilidades y áreas de oportunidad,  que se hayan identificado.

Algunos ejemplos de los beneficios del proceso de acreditación son:
     - Certeza de que los programas académicos cumplen con los más altos requisitos de calidad exigidos por el Estado.
     - Actualización permanente de los planes de estudio de las carreras con respecto al mercado laboral.
     - Consolidación de la relación Universidad-Sector Productivo.
     - Ventaja competitiva dentro del mercado laboral.
     - Mejoramiento de la calidad de la educación superior.
     - Certificado para los estudiantes de carrera acreditada.

Más allá de ser solo un “certificado", la acreditación de nuestras carreras trae el mayor beneficio de todos, el cual es poder ofrecerle a la población estudiantil, programas de estudio que cumplan con los requisitos actuales para el óptimo desarrollo profesional, así como generar las estrategias necesarias para el  mejoramiento permanente  y la búsqueda de la excelencia en nuestro quehacer universitario.

Este camino nos involucra a todos y todas. Ahora que ya tenemos la acreditación necesitamos abonar el compromiso e implicación especialmente de los docentes y estudiantes, para lograr la sostenibilidad de este proceso y aportar juntos a la calidad, la innovación y al liderazgo de nuestra Escuela

Es por esto que te invitamos a mantenerte informado y a participar activamente en este proceso que marca la ruta de nuestro liderazgo universitario.