Se encuentra usted aquí

La experiencia en el extranjero - Becas estudiantiles UCR

Escrito por: Lexy Alfaro Castro, estudiante de Contaduría Pública, EAN-UCR.

Generalmente cuando tenemos mucho que contar, no tenemos la mínima idea de cómo iniciar la descripción de eso que ha sido sumamente importante para nosotros. Es por eso que comenzaré por presentarme; mi nombre es Lexy Alfaro Castro, soy estudiante de Contaduría Pública en la Universidad de Costa Rica, y estoy encantada de compartirles mi experiencia como estudiante de intercambio en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Todavía no olvido la tarde del 16 de mayo del 2016, una tarde de fuertes aguaceros, pero acompañada de enormes noticias, día en el que la Dra. Julieta Carranza Velázquez, directora de la Oficinas de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa de la Universidad de Costa Rica, me informó que había ganado una beca para estudiar durante un semestre en el extranjero.

Desde ese momento sabía que me esperaba una aventura desafiante pero muy bella y lo confirmé desde que vi a través de la ventana del avión la asombrosa e inmensa Ciudad de México. Hasta el momento puedo decir que México me encanta, me encanta su gente, la amabilidad con la que nos tratan; su cultura tan arraigada y la forma en la que la viven; la adicción a su comida, especialmente a los tacos, gorditas y tortas; me divierten demasiado sus frases únicas y extraordinarias, y cómo no mencionar los bellos sitios para visitar.

Siempre he creído que lo desconocido se transforma en nuevos retos para mí, y por lo tanto en nuevas oportunidades, y esta en especial, me ha ayudado a madurar, a crecer y a conocerme a mí misma, ha sido una experiencia muy gratificante, porque no solamente significa conocer mexicanos, sino, conocer personas de diferentes partes del mundo. Conocer la Ciudad Universitaria fue impactante, no me alcanzarían los seis meses para poder recorrer las 700 hectáreas que la componen.

En su momento la decisión de realizar el intercambio fue muy difícil, pensar en que me atrasaría un año en la carrera, que dejaría a mis amigos y familia durante seis meses, saber que no me graduaría con mis compañeros, en fin, me hacía dudar, pero las primeras veces son las mejores, lo que significaba que, si ese era mi primer viaje, sería genial. Creo que este viaje a significado muchísimo para mí, el simple hecho de cumplir el sueño de subirme a un avión y conocer otro país me parecía increíble, esta no ha sido solamente una gran experiencia, sino el motor que me ha impulsado a luchar más por mis sueños, a conocer nuevos lugares y nuevas personas, y a darme cuenta de que yo misma soy el principal reto de superación.

Es por esto que motivo a cualquier persona, no solamente a aprovechar las oportunidades que la UCR ofrece con respecto a becas, sino también, a disfrutar de una experiencia única, desafiante e inolvidable para la vida. ¡Ánimo, aprovechemos las grandes oportunidades que la U nos brinda!