Se encuentra usted aquí

Lineamientos para la Gestión Docente

La Escuela de Administración de Negocios ha mostrado un creciente interés por el fortalecimiento del trabajo de los cursos colegiados, que permita avanzar hacia la excelencia académica y procurar la equidad en la atención de los estudiantes.

Los coordinadores de las cátedras asumen este compromiso, en la gran mayoría de los casos como una labor ad honorem. En estos colaboradores, siempre ha existido gran responsabilidad, disposición y deseos de mantener el espíritu de cátedra, así como de que se realice una gestión coordinada y armoniosa con el equipo de trabajo.

Desde el punto de vista académico, quien coordina la cátedra tiene la autoridad de orientar los contenidos que se incluirán en el programa del curso, el desarrollo de estos contenidos, las actividades y métodos por utilizar, la  coordinación en la  preparación de las evaluaciones y la resolución de algunas situaciones que surgen en los grupos, entre otros aspectos.

Desde el punto de vista administrativo, el coordinador colabora con la petición de aulas para realizar las evaluaciones. Es la persona a quien se le deben comunicar las razones que justifican las ausencias a lecciones y las opciones de reposición convenidas con los alumnos; también se le presentan las justificaciones de los estudiantes para la reposición de exámenes,  o cualquier otro aspecto que surja y que sea de interés de la cátedra.

Para llevar a cabo esta labor, quienes coordinan las cátedras cuentan con el apoyo del coordinador del área y de los profesores de la cátedra, para lo cual se ha fomentado el trabajo en equipo, la negociación y los acuerdos entre estos profesionales, para evitar inconvenientes o resolver diferencias.

Es importante señalar que el documento oficial y legal que se debe entregar al estudiante y se debe cumplir es el programa del curso. Este debe indicar:

  1. Información oficial de la Escuela y logotipo de la UCR
  2. Cátedra a la que corresponde el curso
  3. Nombre y siglas del curso
  4. Semestre (I semestre o II semestre y el año respectivo)
  5. Número de créditos del curso
  6. Horas lectivas del curso por semana
  7. Requisitos y correquisitos del curso
  8. Cátedra docente (indicación del número de grupo con el nombre del profesor; además, quién es el coordinador de la cátedra).
  9. Descripción del curso
  10. Objetivos del curso (el objetivo general y los específicos)
  11. Contenidos programáticos
  12. Sistema de evaluación (con indicación del porcentaje de cada prueba)
  13. Cronograma, en el cual se indicará por fechas los contenidos que se irán desarrollando, las fechas y horas para las evaluaciones, así como las fechas para los exámenes de reposición y ampliación.
  14. Las actividades que se efectuarán para cumplir los objetivos propuestos.
  15. La bibliografía, con indicación de si hay algún libro que se utilizará como texto principal.

Por lo tanto, lo que se debe hacer en las diferentes cátedras para cumplir esta responsabilidad es lo siguiente:

  - Reunión inicial con los profesores de la cátedra, convocada por el coordinador, para discutir el programa del curso, que incluye: los contenidos, los métodos, la bibliografía, el sistema de evaluación y otros aspectos; por lo  general se realiza una distribución de algunas actividades, para efectos de compartir la preparación de tareas, pruebas cortas, exámenes y otros.

  - Realización de reuniones de cátedra por lo menos una vez al mes, para discutir sobre el desarrollo de los temas, la profundidad que se les ha dado en su desarrollo, unificar algunos criterios y controlar que se esté cumpliendo lo establecido en el programa.

  - Discusión de los temas que serán objeto de evaluación en cada prueba, distribución del puntaje respectivo y complejidad de los ejercicios o preguntas planteadas.

  - Preparación de algunas preguntas para los exámenes, las cuales se envían al coordinador. Este las puede aceptar, cambiar o desestimar, de conformidad con lo discutido anteriormente en cuanto a los temas y otros aspectos del examen, previa comunicación a todos los profesores.

  - Los profesores deben mantener informado al coordinador de la cátedra acerca de los resultados de las evaluaciones, con el fin de tomar algunas medidas en caso de que los estudiantes hayan obtenido notas muy bajas en las pruebas.

  - Fomento de la discusión, respetando los diferentes criterios y buscando un consenso, en beneficio de la carrera y sin perjudicar a los estudiantes. Para esto, siempre debemos negociar armoniosamente y, en algunos casos, ceder nuestras posiciones, para evitar intransigencias y malentendidos que perjudican la buena labor de la cátedra.

  - Si algún profesor considera que cierta decisión perjudica a los estudiantes o va en contra de aspectos acordados en la cátedra, debe dirigirse primero al coordinador respectivo, para resolver la situación, pero no tomar decisiones unilaterales. Si se estima necesario, se gestiona una reunión con el coordinador del área y luego con la coordinación de la carrera y/o la dirección.

  - Contar con una agenda de trabajo para las reuniones convocadas y una bitácora con los principales puntos analizados y los acuerdos tomados, para su respectivo seguimiento.

Situaciones que deben evitarse:

  • Que el profesor omita contenidos planteados en el programa del curso.
  • Que el profesor incluya otros contenidos no contemplados en el programa del curso, sin el análisis conjunto con los demás profesores de la cátedra.
  • Que, una vez aprobados los temas del examen, un profesor decida eliminar alguna pregunta o variarla únicamente para su grupo.
  • Incluir en el examen preguntas adicionales para favorecer únicamente a su grupo.
  • Variar el sistema de evaluación, incluyendo otros aspectos no contemplados en el programa y que favorecen únicamente a su grupo.
  • Hacer curvas en los exámenes de cátedra que favorezcan únicamente a su grupo.

Algunos aspectos reglamentarios que cumplir:

  • En el primer día de clase, entregar y discutir el programa del curso.
  • No permitir en el grupo estudiantes no matriculados en su grupo.
  • No permitir cambios de grupo en acuerdo con otro profesor.
  • No evaluar contenidos no contemplados en el programa y que no se han visto en clase por lo menos con ocho días de antelación.
  • Preparar siempre un examen de reposición y calendarizar el día en que se llevará a cabo en el programa.
  • Las evaluaciones (exámenes, pruebas cortas, tareas, trabajos) se deben devolver a los estudiantes diez días hábiles después de su realización y recepción.
  • Los asistentes (cuando existan) son un apoyo para el profesor; en ningún caso pueden sustituirlo en sus labores docentes.
  • Los profesores deben estar presentes el día del examen. Esta labor no se debe delegar a los asistentes.
  • Todos los profesores (en propiedad e interinos) deben programar horas de consulta de los estudiantes fuera del horario de las lecciones y atenderlos.
  • Enviar el desglose de notas (debe contener los rubros incluidos en el programa, con su respectivo porcentaje) y firmar el acta correspondiente en el plazo establecido.